Querido Alvarito Del Bosque:
15 julio, 2010


No nos conocemos, pero me encantaría dedicarte unas palabras. Si te soy sincero, no sabía que existías hasta que te vi en la celebración… y vi hay algo grande en ti que me hizo pararme a pensar.

Estabas ahí detrás como tu padre, intentando pasar desapercibido, abrazado a tu gran ídolo Xavi… con una gran sonrisa. He ido a todas las celebraciones y quería decirte que has sido tú la persona que más alegría me ha transmitido de las miles con las que me he cruzado. Ahora ya sé por qué tu padre es, valga la redundancia, como el padre para los chicos de la selección. Ya sé de dónde viene su humildad, ya sé por qué parece tan buen “padre”… porque probablemente lo sea.

Y digo probablemente porque sé que eres un niño distinto, y que mucha gente decide que los distintos no tienen derecho a vivir. También sé que el Síndrome de Down es una de las principales –sinrazones- por las que se efectúan muchos abortos en España. Una sinrazón que hace que dudemos de la bondad de nuestra naturaleza y que veamos la cruel realidad del mundo en el que vivimos. Sin embargo, los que hemos tenido el placer que conocer a alguno de vosotros, decimos con la boca grande que son las personas más cariñosas y dulces que te puedes encontrar… y tu padre lo supo; Supo elegir a los 23 chicos para ganar el Mundial para sentirse el entrenador más afortunado, y supo elegir tener a ese chico distinto… para sentirse el papá más feliz.

Os deseo lo mejor, familia Del Bosque.

Alo A. M.