Mi carta a Ana Botella, Asunto: La foto blasfema ‘Infierno’.
20 enero, 2012


Señora Dña. Ana Botella,

Desde hace tiempo, tanto usted como su marido, han sido personas a las que he tenido un especial aprecio.  Admiradas por su liderazgo y saber ser, saber estar y saber defender los intereses de sus allegados, votantes y amigos… hasta el día hoy, que he cambiado de parecer. Sí, la foto blasfema de un actor imitando a Jesús sosteniendo sobre sus geniales una estampa del Cristo de Velázquez es razón suficiente. (*la fotografía ha sido recortada para no herir sensibilidades). Foto que, para más INRI, está expuesta a costa de mis impuestos.

Me parece realmente sorprendente que el Partido Popular, partido que está donde está por gente de derechas (en su mayoría católica) permita este tipo de aberraciones. ¿Qué pretenden con mantener la foto de ‘Infierno’? Explíqueme, por favor, ¿dónde está la cultura? ¿Acaso nos hemos acostumbrado a esconder detrás de la palabra ‘Arte’, todo tipo de insultos contra la religión? Perdón, no generalizaré. Todo tipo de insultos contra el cristianismo, porque al Islam ningún artista de estos valientes que tenemos le dedica ni ‘mú’.

Me cansa, señora. Me cansa y mucho que se nos ignore. Me cansa que permita que una panda de (anti)artistas se rian de nuestra religión y de nuestras creencias, amparándose en una ‘cultura’ que no es más que una cortina de humo para humillarnos a sus anchas. (Anti)artistas respaldados por una ‘libertad de expresión’ en la que se amparan para ofendernos.  Sí, señora. A los católicos. A esas personas que, en su mayoría, han permitido que usted esté donde está, doña Ana.

En general, su actitud contra la Ley del Aborto y, en particular, con este caso, hacen que pierda mi confianza tanto en ustedes como el sistema democrático que ‘aboga’ por todos los ciudadanos. Quiero aprovechar para mandar un abrazo a D. José A. Monago, que la retiró en cuanto los ciudadanos se lo pidieron, tras ser expuesta en el Festival de Teatro de Mérida en julio de 2011. Actitud valiente donde las haya y más aún en esta época, donde la Religión está en el punto de mira.

Señora Ana, Dios le perdone por poder y sin embargo no querer. No se preocupe, yo rezaré por usted, pero Él no sólo es Misericordioso… También es Justo, y cada cual tendrá el destino que merece. Le dejo una cita, antes de mandarle un cordial saludo.

Y cualquiera que Me negare delante de los hombres, también Yo le negaré delante de mi Padre que está en el cielo‘. MT 10:33.

Suerte,