Mamá, este niño es subnormal

9 septiembre, 2010 - 13 comentarios

Fiesta de cumpleaños, 19:00, doce años; diez chicos, pocas chicas.

Nos encontramos en un lugar cerrado, con mucha luz. Mesas con papeles de colores, platos con comida revuelta, botellas de Fanta y CocaCola, tenedores de plástico, sandwiches de atún intactos en el plato, una madre intentando repartir la tarta a chicos que dicen “ya estoy lleno” y “no puedo más”. El suelo lleno de pelotitas de patata, después de la guerra de cada final de banquete cumpleañero. Papel de regalo en la esquina, donde encontramos las mochilas de los amigos que son de pueblo y hoy duermen en tu casa. En realidad… amigos no mucho. No, no te caen bien, pero a tu mamá su madre le cae genial.

Fiesta llena de niños con los pantalones sucios y sudados, después de todos los empujones, carreras y peleas. Fiesta de niñas en otro círculo con bonitos vestidos que su madre le compró el día anterior. No falta ningún invitado. Si a tu madre le cae bien su madre, estaréis invitados mutuamente a vuestras fiestas de cumpleaños, de lo contrario, olvídate. Por la memoria pasan las conversaciones de hace dos días:

“Mamá, voy a invitar a Juan” – “Juan no te invitó a ti” – (Fin de la conversación)-

Los regalos concentrados en el mismo metro cuadrado. Colonias del Rey León y libros. Exactamente las mismas colonias y libros que anteriormente le regalaste tú. Venganza de madre a madre. Recaditos. No podía sacar de la cabeza el momento en el que mi amigo Luis, diez minutos antes, me había dado su regalo… y mi shock no era por el regalo, sino por el comentario de mi mamá:

– “¡Ui, pero qué bonita colonia! ¿No te parece que huele genial chiquitín? ¡Dale las gracias a tu amiguito!” – .. Gracias-

Bien recuerdo que la tarde anterior, mi mamá me dijo: “Como tu amigo Luis te vuelva a regalar esa colonia de mierda, va directa a la basura”. – Cosas de mayores, no entiendo nada – Pensé.

Momento piñata. El mismo cabrón que ha soplado las velas de tu tarta antes que tú, intenta romper la piñata antes que tú: Jorge Coca Piña. Su estúpida sonrisa y su gran cabeza te hacen pensar que es la persona más tonta que has visto en tus doce años de vida… Sin embargo, su madre es simpática, y ahí está él haciendo el papel del malote de la fiesta mientras tu haces el papel de amigo de aquel retrasado. En clase solía dibujarle cuando me aburría, y aquí cuelgo el boceto para que le pongáis cara por si os lo cruzáis.

Empieza el ritual: Venda en los ojos. Ocho vueltas sobre ti mismo a gran velocidad. Chocolate – Nata – Cocacola – Atún – Ruffles Jamón y  Sugus hacen un cóctel explosivo en tu barriga. Tu objetivo es una caja, tu visibilidad nula, tu mareo considerable y los gritos de ánimo ensordecedores. Intentas que el golpe tenga fuerza moderada, tu padre no había parado de recordártelo en toda la tarde (“Recuerda que el año pasado le rompiste las gafas a tu primo Fran”) y tú no querías que las luces de tu cumpleaños fueran, otra vez, las de la ambulancia. Con decisión intentas mantener los pies en el suelo, una vez firmes y con cierta estabilidad, te decides por el primer golpe.

Zas. Primer fallo. Zas, segundo fallo. Tus amigos de verdad gritan ¡Derecha! para que a la tercera des en el blanco; los hijos de las amigas de tu madre gritan ¡Izquierda! para seguir riéndose de ti. Sin embargo, tu oído desarrollado te permite distinguir la voz del bien y del mal, y lo aprovechas. Sabes que cuando cumplas 16 años y te regalen tu primer iPod, tus tímpanos se convertirán en carne de cañón. “Quizá por eso en las discusiones de los mayores siempre se gritan -¡Qué!?- y – ¡Qué co__ me estás contando!- Problemas de sordera, simplemente.

Golpe hacia la derecha. ¡ZAS! Todas las chucherías caen sobre tu cabeza, y al suelo. Un héroe. Un líder. Así se debía sentir Spiderman besando a la pelirroja. Increíble. Ver a todos a tus pies te hizo sentir por primera vez la soberbia pulular por tus venas. Ellos se agachaban por las golosinas mientras tú sonreías para la foto que te hacía tu papá.

Una foto especial. Esa misma foto que subiste a Facebook diez años después y que titulaste: “Un líder desde pequeño, xD ”. Una foto distinta, con sólo dos personas etiquetadas: la primera: Jorge Coca, alias -el cabezón-, mi mejor amigo; La segunda: mi madre, que es una moderna, que tiró la colonia de Luis… y que nunca se equivoca: Jorge y yo seremos amigos para siempre.

(Relato corto no real, producto de mis delirios mentales:)

Anuncios

Apadrina a un cerdo

5 agosto, 2010 - 8 comentarios

…una cabra, un panda o lo que te salga del tigre. Puedes hacer lo que quieras. Ahora todo es posible. Y aunque parezca mentira… sí, se puede apadrinar a un cerdo. Yo no lo he hecho… pero por lo visto es en plan Hansel y Gretel, lo apadrinas, lo crias, lo ceban con tu dinero, y luego te lo comes.

Hace poco, algún iluminado dijo que este Siglo era el de la conciencia ecológica, la implicación ciudadana y el del amor a la naturaleza. Cada vez hay más papeleras de colores y sabores, más movilizaciones y manifestaciones a favor de determinadas flores (no todas legales, pero sí todas procedentes del medio ambiente)

Nos encontramos también más plataformas que le chupan el culo a Greenpeace para ver si cogen algo de fama y dinero para ¿ayudar más a la naturaleza? Ja, ja… Una buena parte de ellas quiere gran parte de ese dinero para lucrarse y comprarse una casa de 2 kilómetros cuadrados, eso sí, en el bosque eh, que para eso somos verdes.

Ahora uno de los temas principales es si deberían tener derechos los monos. También está de moda salir a la calle a lloriquear y liarla parda por cada tema, por el hecho de quemar y romper cosas. “¡Cabrones, meteos el plan Bolonia por los C…!” Gente culta y formada conocedora de sus derechos, como el enterao de este vídeo a partir del minuto 2:04…

…”¡Las ruvias no somos tontas!”

… o incoherencias como: “¡No al maltrato animal, sí al aborto”! (¿?)…

Qué le vamos a hacer. Así son las criaturillas que ha creado y malcriado este sistema de “pasas de curso con cuatro” y “no ponemos ceros en los exámenes para no traumar alumnos”; Gente floja, no trabajadora. Personajillos que podemos calificar como Hombres-abeja, porque tienen una vida paralela a estos bichitos: Sólo se mueven para ir a por polen.

Esta sociedad no está como para tirar cohetes precisamente, pero bueno, seguiré escribiendo posts siempre y cuando haya esperanza… y a esperanza me refiero a que haya tuertos en este país de ciegos. Me quiero centrar en otro tema, que es el amor a la naturaleza, y más concretamente en el apadrinamiento de animales que antes hemos mencionado. No sé, pagar 50€/mes… Sinceramente, me parece algo injusto, y no es que esté en contra de los animales (al contrario, me gustan mucho) pero estamos siendo crueles, muy crueles. ¿Ah sí? ¿Y eso por qué?

Pues bueno, Sobre todo, porque no estamos teniendo en cuenta las millones de personas HUMANAS que se están muriendo de hambre… y no sólo allí lejos como se ve en la tele, no sólo allí en África, sino a tres metros del portal de tu casa. En las escaleras de tu entrada de Metro. En la puerta de la Iglesia por la que pasas diariamente. En la entrada del supermercado donde te gastas tus 12€ en cera para que tu cabello luzca con aspecto cool y moderno. Pobre gente que está en esos sitios que cruzas cuatro veces al día e ignoras las cuatro veces. Pobre gente, casada con la soledad, que encuentra su pan de cada día en miradas de desprecio y su postre es la desgracia que les ha presentado la vida de vivir en la habitación triste con más posibilidades; la ciudad y todas sus esquinas.

En una página cualquiera de apadrinamiento de animales nos podemos encontrar este copy:
“Un apadrinamiento supone, por muy poco, que un animal pueda vivir de una manera medianamente digna, que pueda comer, ser atendido por una clínica, o ser vacunado cuando lo necesite. Anualmente se remitirá una foto del animal. Cada 4-6 meses se remitirá una carta con las últimas informaciones del animal. Puertas abiertas del albergue para visitarlo.”

¿Qué pensaría de esto una madre que no tiene dinero para alimentar a sus hijos? Ciertamente, creo que le marcaría la frase de “que un animal pueda vivir de una manera medianamente digna”… qué pena, ¿Acaso ellos son menos que los animales? Paraos a pensarlo durante unos segundos. Está claro que todos somos libres y cada uno puede hacer con su dinero lo que le dé la gana, es cierto y es una decisión personal. Pienso que es mucho mejor apadrinar animales que, por ejemplo, tirar gastarse 210.000€ en un reloj, modelo único en moneyland. Pero estamos tratando el tema un poquito más allá.

Una vida humana vale infinitamente más que la de todos los animales del mundo, pero como todos sabemos las palabras vuelan, así que desde aquí hago mi pequeña proposición. Sé que todos tenéis en mente a alguien que tiene poco o nada, y que soléis encontraros pidiendo en la calle. Por eso propongo que, de vez en cuando, ayudéis un poquito a esa persona. Algo de dinero, incluso comida. No sé, alguna monedilla que diariamente os encontréis en los bolsillos… y hagamos un poco más digna su dificil vida. Hay una campaña para concienciar que me gustó mucho de No Hunger para pedirle a Al Gore que hiciera una película del hambre en el mundo. Sin duda, un intento frustrado más de mejorar un poquito el mundo.

No cuesta nada. No, no te cuesta nada. No te excuses. Mírate y míralos… Has sido un afortunado en la vida por tener lo que tienes y por nacer donde has nacido. Creo que ser solidario es algo bueno y vale la pena intentarlo. 🙂 Si no estás de acuerdo conmigo no pasa nada, siempre podrás seguir mirando por ti, apadrinando a un cerdo…

¡Empecemos hoy el plan!

Querido Alvarito Del Bosque:

15 julio, 2010 - 8 comentarios

No nos conocemos, pero me encantaría dedicarte unas palabras. Si te soy sincero, no sabía que existías hasta que te vi en la celebración… y vi hay algo grande en ti que me hizo pararme a pensar.

Estabas ahí detrás como tu padre, intentando pasar desapercibido, abrazado a tu gran ídolo Xavi… con una gran sonrisa. He ido a todas las celebraciones y quería decirte que has sido tú la persona que más alegría me ha transmitido de las miles con las que me he cruzado. Ahora ya sé por qué tu padre es, valga la redundancia, como el padre para los chicos de la selección. Ya sé de dónde viene su humildad, ya sé por qué parece tan buen “padre”… porque probablemente lo sea.

Y digo probablemente porque sé que eres un niño distinto, y que mucha gente decide que los distintos no tienen derecho a vivir. También sé que el Síndrome de Down es una de las principales –sinrazones- por las que se efectúan muchos abortos en España. Una sinrazón que hace que dudemos de la bondad de nuestra naturaleza y que veamos la cruel realidad del mundo en el que vivimos. Sin embargo, los que hemos tenido el placer que conocer a alguno de vosotros, decimos con la boca grande que son las personas más cariñosas y dulces que te puedes encontrar… y tu padre lo supo; Supo elegir a los 23 chicos para ganar el Mundial para sentirse el entrenador más afortunado, y supo elegir tener a ese chico distinto… para sentirse el papá más feliz.

Os deseo lo mejor, familia Del Bosque.

Alo A. M.

¿600.000€ a cada uno de la Selección española?

13 julio, 2010 - 5 comentarios

… Poco es en comparación a lo que ha recibido el país.

A los que se quejan de que a los jugadores se les vaya a pagar 600.000€ por ganar el Mundial, me gustaría decirle que darle tantas alegrías a un país entero, ilusionarlos, hacer vibrar a la gente, hacerles soñar, salir a la calle a celebrarlo… no tiene precio. Visto los tiempos que corren, este Mundial ha sido de las pocas cosas que han hecho tener unos buenos momentos a los ciudadanos españoles. Conseguir que tantos millones de personas se sientan más felices le hubiera sido imposible al Gobierno con cualquier otra cosa, con cualquier otro grupo, con cualquier otra actividad… porque nada nos une más que nuestra selección, y joder, les ha salido jodidamente barato! Para hacer feliz a tantos millones de españoles me imagino que el gasto debería estar en cientos de millones de euros.

¿Que qué les daría yo? Una ciudad.

Una ciudad de la Selección en la que podríamos encontrarnos con el barrio “Iniesta”, de lujo y muy céntrica… conectada con toda la ciudad, para que vivan los más afortunados. Estaría cerca de la travesía “Xavi Hernández” que tiene varias rotondas para que si ves que hay un camino más fácil para llegar a la calle “Villa”, te des la vuelta y lo intentes por otro camino. La ciudad tendría muy buenos accesos por las autopistas “Pedrito y Navas”, amplias, con incorporaciones rápidas y precisas. españaa
Encontraríamos el barrio más seguro y protegido en la zona Zagueros, separadas por el barrio “Puyol y Ramos”, cerca de los rascacielos, altos y compactos “Gerard Piqué”. La ciudad de los campeones debe tener muchas zonas de ocio y fiesta, con las decenas de títulos que han venido y quedan por venir, por eso la zona de bares pasará a llamarse “Pepe Reina”, y la discoteca más famosa “Capdevila´s party”. Un aeropuerto para traer todos los futuros títulos con la torre de control Llorente, para controlarlo todo desde arriba… con casas de apuestas y múltiples sorteos que pasarían a llamarse, “El sorteo del niño, Torres”… y cerrando con una aduana en la urbanización Casillas, donde no se cuela ni uno…

…Una ciudad para que seamos conscientes cada día que paseemos por esas calles, cada momento de nuestras vidas, lo afortunados que somos por tenerlos y lo felices que nos han hecho estos chavales. Gracias chicos, gracias. ¡Viva España!

Érase un niño a un adiós pegado…

4 julio, 2010 - Una respuesta

… Y ese niño soy yo. Últimamente, mi pan de cada día es despedirme. Un adiós continuo, “nos veremos pronto”, “vendré en breves”, “no sé cuándo bajaré de nuevo”, “que te vaya bien”, “ya me contarás”… Muchas de estas frases pasean por mis oídos y salen por mi boca, al menos, un par de veces al mes.

“Acompañamiento que se hace a una persona que se marcha, hasta el momento de la separación” o “Palabras de cariño o cortesía que se dicen en el momento de la separación” son algunas de las definiciones del diccionario… y entre ellas, lo común es que hay una separación de uno o varios que se quedan, por culpa de uno que se larga.

Hay algunas despedidas bonitas, que son una alegría extrema. Decirle adiós a una enfermedad, despedirte de alguien que te ha hecho la vida imposible, “Bye bye exámenes…” muchas, que se tienen con una sonrisa de oreja a oreja… pero por desgracia, las despedidas que marcan son las que duelen.

Cuando las despedidas forman parte de tu vida, y siempre están ahí contigo, te marcan… por lo menos las que yo tengo. Duelen porque le estás diciendo “adiós” a familiares, a buenos amigos… y sobre todo le dices “adiós” a momentos en los que ya no podrás disfrutar de esa gente que dejas atrás, porque te tienes que ir. Ahora que soy joven supongo que se soporta mucho mejor, pero creo que me estoy empezando a dar cuenta de que las personas tienden a estabilizarse y a “poner el huevo” para quedarse ya con lo que tienen, eligen dónde y con quién, y se quedan allí para disfrutarlo… y para huir de las malditas despedidas.

Hace un mes tuve una, después 4 años, de mi vida en Pamplona… de mis amigos de allí, de mis pedazo de compañeros de piso, de mi Aula4, de la promoción de mi Facultad, de mucha, mucha gente; Unos que me ha encantado conocer, y otros que no, pero gracias a los que he aprendido que este mundo no es de piruleta y que no todo el mundo es trigo limpio. Sé de sobra que mucha de aquella gente no la volveré a ver nunca, pero he aprendido muchísimo y he pasado grandes momentos con ellos. Ayer, la despedida con la mayoría de mis amigos de Jaén, faltaban algunos… pero sé que les hubiera encantado estar. Estos son los peor parados, porque sin haberlo merecido, tienen que sufrir despedidas unas cuantas veces al año por mi culpa, pero sin duda, lo sufren con un par porque ellos son los más grandes. Hemos sido amigos desde siempre y somos de los pocos grupos que seguimos siendo amigos, sin que nos falte nadie. Es una suerte que me hayan tocado ellos… y un orgullo.

Me voy a Madrid chavales, donde seguiré conociendo mucha gente y seguramente haga muchos más amigos, donde trabajaré e intentaré pasarlo genial. Empieza la cuenta hacia delante en mi carrera profesional, y la cuenta atrás para otra maldita despedida. Os echaré de menos. Go Madrid, go. 🙂

Autoescuelas “Autoestafa”, ¡Ven y te robaremos el dinero!

25 junio, 2010 - Leave a Response

– ¡Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii…!
– Por favor, haga una parada aquí mismo.

¿Mi delito? Un semáforo en ámbar. ¿Mi verdugo? El profesor “piesrápidos” ¿Mi pena? Suspenso.

Vaya cabreo tengo encima. Recuerdo que anoche un buen amigo me dijo que cree que las autoescuelas se alían con los examinadores, para que cuando te suspendan, sigas dando clases prácticas y sigas dando billetes. Bah, “Ni de coña” pensaba… hasta hoy. Ahora no tengo la certeza de que eso no pase, tengo mis dudas. Claro, no te pueden suspender si lo haces perfecto, brillante…, pero cualquier excusa les puede valer, al fin y al cabo es una calificación subjetiva y como tal, puede hacer lo que le brote del bigote. Esta historia me viene a la cabeza y visto lo visto, puede ser totalmente creíble…

dinerit0

“¡¡Piiiiiiiiii…!”
– Pero por qué has frenado??
– Joder, has invadido 3,5 cm el arcén de coches que vienen en dirección contraria…
– ¿Cómo!? Pero si el camión que venía estaba por lo menos a 500 metros!
– Ya, pero ese camión seguramente fuera de la NASA y vendría más o menos a 15 billones de km/h y había riesgo de colisión.

Tócate los pies. Si ellos quieren, caerás como fruta madura. Concretamente en mi caso, según el puñetero e inútil libro de Circulación Vial, se puede “no frenar en un semáforo en ámbar si el frenazo puede ser más peligroso que continuar la marcha”. Los cojones mariloles. Me han demostrado que la teoría sólo vale para memorizar 300 test, aprobar el teórico, y olvidarlo.

Lo seguiré intentando. Quizá no en la misma autoescuela, no sé… problema no voy a encontrar en estos tiempos para dar clases en cualquier otra autoescuela. Lo mismo que un compañero con el que daba clase, el chico estaba dando las clases prácticas sin tener el teórico aprobado… no sé, yo uso un poco el sentido común y lo veo mal, un poquitín mal.

“¡¡Ploooooooooofff…!!”
– Ui! ¿¿Esa señal que era??
– Era un STOP.
– y eso es…¿?
– que te tenías que haber parado…
– Ahmm…! oye y ¿qué es eso que llevamos enganchado en el capó?
– Una oveja… que, como tú, tampoco sabe lo que es un ceda el paso.

La vida misma. “El dinero corrompe a los hombres”, y yo añado, …y a algunas autoescuelas”. Dinerito, dinerito, dónde vas tú tan bonito.

La siguiente vez será, espero.

Llegó lejos porque estaba enchufado

24 junio, 2010 - Leave a Response

Esta frase me la suelo pasar yo por… la nariz. Me parece que nada más lejos de la realidad. Existen los enchufes en todos los ámbitos de la vida, está claro. Todo el mundo conoce a alguien que alguna vez le ha dado un trato favorable, y bueno… a veces jode, pero ya está son cosas que pasan.

Estás esperando en la cola del DNI desde las 8:00 de la mañana, porque aún tienes 12 años cuando tenías la foto y te avergüenza llevarlo. 8:00, 9:00…ya son las 12:00, has llegado a la mesa que llevabas mirando, como presa de jaguar, desde hace 1 kilómetro. Estás preparando tu dedo pulgar para dar el planchazo sobre la tinta y…
mássss
– ¡Qué pasa Pepi! ¡Cuánto tiempo! ¿Cómo estás? Ui pero qué bien te veoo..-
Una señora se avalanza sobre la mesa con una tribu de niñatillos. ¡Ups! Me has pisado chavalín…
– Nada Juan, aquí estamos que venimos de pasar un día de compras y hemos pasado por aquí y cucha, si está Juan, y nada, venimos a renovar el DNI que nos pilla de camino…
– ¡Por supuesto Pepi! Faltaría más. A ver perdone, sí, usted, (yo), a ver si puede echarse un poco hacia atrás que no cabemos.
(Claro que no cabemos estúpido, porque esta tribu sobra y tú también)

Sonríes con tu cara falsa, te echas hacia atrás fijándote en la cara del tío que está a tu espalda, y en su mirada de cabreo sientes una comprenetración que ni Villa – Torres, y nada, esperas otra media horilla eh, que tampoco se ha muerto nadie y así haces piernas, que estamos en plena operación bikini.

Son pequeños enchufes que nos encontramos día a día. Sinceramente, me gustaría saber qué se siente, porque cuando escribimos estos post es cuando nos damos cuenta de que sólo nos acordamos de cirscuntancias de los demás, y nunca de alguno que nos haya pasado a nosotros…Pero quiero hablar sobre todo de los enchufes profesionales, y de la frase que lidera este post.

Hay gente que entra en grandes empresas, en mi caso grandes agencias de Publicidad, por algún enchufillo. Bueno, es que no me parece mal. Mi humilde consejo es que hay que moverse chavales, echarle cara. Eso sí, no es real que haya gente que triunfe por haber entrado en una empresa por un amigo de amigo, de amigo. Tu entras, vale. Pero si has sido un manta en la vida, lo eres, y lo seguirás siendo… y en cuanto tu jefe tenga una mínima excusa, estás en la puñetera calle. Eso sí, habrás experimentado el cielo de una gran experiencia.

Ahora tienes una experiencia más y un enchufe menos. Hay pocas oportunidades buenas en general, ya no sólo laborales, sino de todo en general. Como se suele decir, “Hay pocos trenes”. Recomiendo trabajar y hacerlo como si tu vida dependiera de ello… y disfrutar. Al fin y al cabo, vamos a pasar trabajando la mitad de nuestra vida. Sí, la mitad en un despacho, una oficina, una tienda de ropa, en un camión… así que, ¡qué menos!

Ánimo para los que curramos en verano! 😉

George Bernard Shaw

21 junio, 2010 - Leave a Response

“Cuando un hombre estúpido hace algo que le avergüenza, siempre dice que cumple con su deber”

Multa de 120€ a ciudadanos con mal carácter

20 junio, 2010 - 3 comentarios

120€ de multa… o más, en realidad creo que pondría mucho más.

120€ de sanción para las personas que van siempre de mal humor, que se quejan constantemente, que amargan el día a los demás, que son pesimistas y que ven que la vida sólo tiene un lado: el negativo. Estas multas van dirigidas a aquellas personas que uno, cuando se levanta por la mañana, reza para no cruzarse… porque de lo contrario borrará la ilusión con la que te diriges a trabajar, la ilusión con la que te pones tu cafecito y todas las sonrisas que Dios te tenía reservadas para ese día.
amargados

Es de los primeros cambios que haría si de mí dependiera toda la legislación y control de la sociedad. ¿Lo peor de todo? Que llenaríamos las arcas. Es una pena que haya tanta gente así, y que gracias a ellos, la otra mitad de personas pasen un mal día, o pierdan la ilusión, o las ganas, o… lo que sea.

“Buenos días Marquitos, qué tal?” – “Buenos serán para ti” – “Vengaaa.. no te hagas el duro, ¿cómo estás? “Bastante mal, vaya trabajo de mierda tenemos, lo que deberíamos hacer es irnos a tomar por culo a otro sitio” – “Bueno, tampoco te pongas así, por lo menos tenemos un trabajo, tal y como está la vida, es de agradecer…” – “Venga no me jodas, que lo que cobramos me lo sacaría yo recogiendo fresas en una semana” – “jaja, venga…” – “No te rias, no es gracioso… ¿qué te hace estar tan alegre?” – “Pues mira, tengo unos ahorrillos para hacer un viaje con mi novia a Malta y la verdad es que ¡me muero de ganas!” – “¿Malta? pero por favor, dónde tienes el gusto, ese sitio es una mierda… además, tienes que hacer transbordo y te van a perder las maletas, y seguro que vas a tener problemas con la gente de allí, y bla, bla bla bla, porque blablabla…¡bla bla…!”

¡Zas! ¡120 pavos por amargado, Por aguafiestas y por mala sangre…! Multado por daños y perjuicios. Por todo lo que está causando de forma negativa a las personas con las que convive. Vale, puede ser que sean personas que tengan muchos problemas, pero es que la mayoría de esos problemas surgen de su mal genio. Aún así, os animaría a tener mucha, mucha, mucha paciencia con ellos.

Simplemente, escribo esto para que pensemos un poco, y nos demos cuenta de que muchas veces un pequeño gesto, una pequeña sonrisa, puede hacer que sea un día mejor para alguien. Como nos dijo Movistar hace poco con un excepcional anuncio, la gente necesita sentirse cerca de la gente, para qué vamos a hacer las cosas más difíciles aún, si entre todos todo va a ir… mucho mejor 🙂

Un nuevo producto ve la luz: el pendiente Powerpuñetas

19 junio, 2010 - 3 comentarios

Lo he visto claro. El pendiente Powerpuñetas será el boom del 2011. ¿No lo conocéis? ¡No estáis a la última! Os explico, leed con atención porque no tenéis tiempo que perder, una vida cool se acerca…

El pendiente Powerpuñetas es un pendiente que viene con un ser invisible que vive dentro de él, y que hace de guardián protector del que lo lleva. Hay un ser protector para cada pendiente, al que se le puede poner un nombre (los más comunes son Pepe, Loles y Jessi) y se encarga de mejorar la suerte del que lo porta.

Tiene una serie de tareas y beneficios extrasensoriales. Las más destacadas son la de apartar las mierdas del camino que el usuario/portador esté a punto de pisar, de mejorar la vista, de aumentar las posibilidades de conocer a una chica rubia con yate y chalet en Marbella, de que tu coche sea adecuado para circular por Júpiter y de que tu futura hija sea la descendiente de Madonna la mamona. Tan sólo tendrás que pagar tropecientos euros en la tienda más cercana.

Es que tiene pelotas la cosa.

No había ya bastantes tonterías en este mundo como para que encima traigan más. Cansado ya de los engañabobos personales, que prometen beneficios milagrosos ( Por ejemplo, los puñeteros que se hacen llamar “curanderos”, que te prometen que se te curará la alopecia si te bebes el caldo que le ha sobrado del cocido de su prima Loli, a cambio de mil euretes…) ahora vinieron los engañabobos materiales: Las Power Balance.

Esas pulseras que te hacen un ser equilibrado y protegido del amenazas externas… venga, por favor, que no nos hemos caído de un árbol. Sin embargo, y para mi asombro, se han vendido más de 300.000 unidades, vamos, 300.000 pimpollos que se han gastado lo que un trabajador medio gana en un día. Lo que hace la publicidad y los famosos en la tele.

La gente necesita creer en sí mismo, pero busca fuera de ellos mismos la solución. Recuerden que “El hábito no hace al luchador”, y que si me ponen el traje de Bruce Lee y me meto en una pelea, no sólo voy a cobrar, sino que después de haber recibido la caja de las galletas me voy a ir en mindinguis a mi casa. Esto no deja de ser puro Marketing, inventar necesidades, y sugerirles que las solucionen. Básicamente, en el mundo es la Power Balance lo que en la película de Space Jam es la bebida Secreta de Michael Jordan. (Aquí les dejo la parte de la película por si no la han visto, a partir del 2:27). Muchos necesitan un condicionante externo para creer que pueden, sin embargo, quien puede hacer algo o no, eres tú.

Ah, por cierto, si alguno de los 300.000 pimpollos está interesado en comprarme los Powerpuñetas, que me diga…

Los power