Archive for the ‘Uncategorized’ Category

No leas este post
14 octubre, 2011


Avisado estás y avisado quedas. No lo leas, por favor. Estás a tiempo de cerrar la ventana y hacer como si nada hubiera pasado. De verdad, no continúes.

No me lo puedo creer, mmmm… ¿Aún sigues? Luego dirás que pensabas que era un recurso publicitario y que no creías que la advertencia iba en serio… pero de verdad, ¡para! Detente por favor. No debes leerlo porque puede tener consencuencias nefastas. A mí me interesan las visitas, pero en este caso no las quiero, no quiero mancharme y pasar a ser un mal blogger… ¿Cómo te lo tengo que decir? ¿en negrita? ¿EN MAYUSCULAS? Stop please! ¿Y si te cuento un chiste malo? ¿Qué es un punto rojo en el cielo? ¡Super-tomate! Uff…

Así que sigues aquí. Quien avisa no es traidor. Yo, Alo, webmaster de este blog no soy para nada responsable de las quejas de aquellos usuarios que lean esta entrada, porque dejo claro que es un post para que no se lea y que TÚ no debes leer.

Perfecto. Es precisamente tu desobediencia ante mis consejos la que me permitirá continuar esta entrada, que sepáis que el 100% de las personas que habéis visto esta entrada en mi blog, habéis continuado leyendo y exactamente vais por esta palabra. La curiosidad es uno de los elementos comunes de todos los seres humanos. Pero no sólo ésta, sino miles y miles de rasgos idénticos. Resulta que he leído que los seres humanos somos clones entre nosotros, iguales en el 99%… así que sólo nos diferencia un 1%. Un 1%, qué estupidez. O qué chollo según se mire… creo que cuando tenga novia iré diciendo que es 99% parecida a Elsa Pataki y será una verdad como una casa, aunque los escépticos me comentarán que debería dejar la ironía para otros temas…

Sobre todo, se parecen las épocas de nuestra vida. Todos pasamos nuestros primeros malos momentos y de estrés extremo saliendo a la realidad en el parto, después de unos meses de tranquilidad y paz. Todos les preguntábamos a nuestros padres si vendrían a la puerta del cole a esperarnos…y todos presumíamos de ellos ante los demás, eran nuestros “dioses” y nuestro total ejemplo… hasta la adolescencia, en los que todos los vimos como los encargados de limitar nuestra amada libertad. Aquella época en el que nuestros dioses pasan a ser nuestros amigos. Por los que dabas todo y con los que no parabas de reírte y hacer el tonto por la edad del pavo. Eso hasta que tienes más de 22 años, en la que tu centro suele ser el trabajo, mejorar, llegar alto… parecer importante, ganar dinero. Después, llega la crisis de los cuarenta… en la que llega muchas veces la tristeza con la pregunta ¿Qué he hecho con mi vida? Y es también cuando te das cuenta de que no vivimos para trabajar, sino que trabajamos para vivir, y que lo más importante es tu familia.

Hay que tener las cosas claras, muy claras. Leí en un libro que la vida es como el mar… hay que tener un destino claro y no puedes salir sin un fin claramente determinado, sino las olas te llevarán donde ellas quieran, y acabarás donde no querías llegar. Como cuenta el dicho: «No hay viento favorable para el barco que no sabe adónde va»

Ese es el 1% que nos diferencia, qué queremos ser y cómo queremos llegar. En el mar nos encontramos diferentes periodos… tempestades, mar en calma, soledad, tranquilidad y múltiples peligros que tenemos que afrontar para llegar a esa isla de la felicidad. ¿Qué necesitamos? Grandes capitanes que ya hayan aprendido a golpe de maremotos, gente buena que tendremos que imitar… y en esta vida, los principales son los padres.

Cuando nacemos no tenemos miedo a nada, y son los padres los que nos tienen que hacer ver los peligros de la vida (“¡no!” “¡eso caca!”, “¡cuidado!” “¡no toques!”) Por eso mismo, cuando vemos un niño pequeño caerse, vemos que antes que ponerse a llorar mira a sus padres… y si les ve cara de asustados, llora. Si les viera riendo, quizá piense que es una cosa normal que acabará aprendiendo y que no le dolerá “cuando sea mayor”. Necesitamos imitarlos y copiar lo bueno que tengan, todo lo que sepan, porque algún día viajaremos solos, y tenemos que saber quiénes somos, y dónde queremos llegar.

Los fines claros. Hubo una vez que el presidente de EEUU, Kennedy, fue a visitar la NASA. Todos los empleados expectantes salieron a recibirlo y con el agolpamiento, tiraron una papelera y derramaron su contenido. Rápidamente salió una señora para limpiar la suciedad y que el presidente no la viera. Barrió y se escondió entre la multitud, pero el presidente la vió y le llamó a su presencia:
– Hola señora, usted…¿Qué hace aquí?
– “¿Yo? Ayudo a mandar satélites al espacio exterior.”
Los fines claros, y el orgullo de hacer las cosas bien… también. Por cierto, sois unos cabezotas, ¿aún seguís leyendo?

Anuncios

Querido Alvarito Del Bosque:
15 julio, 2010


No nos conocemos, pero me encantaría dedicarte unas palabras. Si te soy sincero, no sabía que existías hasta que te vi en la celebración… y vi hay algo grande en ti que me hizo pararme a pensar.

Estabas ahí detrás como tu padre, intentando pasar desapercibido, abrazado a tu gran ídolo Xavi… con una gran sonrisa. He ido a todas las celebraciones y quería decirte que has sido tú la persona que más alegría me ha transmitido de las miles con las que me he cruzado. Ahora ya sé por qué tu padre es, valga la redundancia, como el padre para los chicos de la selección. Ya sé de dónde viene su humildad, ya sé por qué parece tan buen “padre”… porque probablemente lo sea.

Y digo probablemente porque sé que eres un niño distinto, y que mucha gente decide que los distintos no tienen derecho a vivir. También sé que el Síndrome de Down es una de las principales –sinrazones- por las que se efectúan muchos abortos en España. Una sinrazón que hace que dudemos de la bondad de nuestra naturaleza y que veamos la cruel realidad del mundo en el que vivimos. Sin embargo, los que hemos tenido el placer que conocer a alguno de vosotros, decimos con la boca grande que son las personas más cariñosas y dulces que te puedes encontrar… y tu padre lo supo; Supo elegir a los 23 chicos para ganar el Mundial para sentirse el entrenador más afortunado, y supo elegir tener a ese chico distinto… para sentirse el papá más feliz.

Os deseo lo mejor, familia Del Bosque.

Alo A. M.

Érase un niño a un adiós pegado…
4 julio, 2010


… Y ese niño soy yo. Últimamente, mi pan de cada día es despedirme. Un adiós continuo, “nos veremos pronto”, “vendré en breves”, “no sé cuándo bajaré de nuevo”, “que te vaya bien”, “ya me contarás”… Muchas de estas frases pasean por mis oídos y salen por mi boca, al menos, un par de veces al mes.

“Acompañamiento que se hace a una persona que se marcha, hasta el momento de la separación” o “Palabras de cariño o cortesía que se dicen en el momento de la separación” son algunas de las definiciones del diccionario… y entre ellas, lo común es que hay una separación de uno o varios que se quedan, por culpa de uno que se larga.

Hay algunas despedidas bonitas, que son una alegría extrema. Decirle adiós a una enfermedad, despedirte de alguien que te ha hecho la vida imposible, “Bye bye exámenes…” muchas, que se tienen con una sonrisa de oreja a oreja… pero por desgracia, las despedidas que marcan son las que duelen.

Cuando las despedidas forman parte de tu vida, y siempre están ahí contigo, te marcan… por lo menos las que yo tengo. Duelen porque le estás diciendo “adiós” a familiares, a buenos amigos… y sobre todo le dices “adiós” a momentos en los que ya no podrás disfrutar de esa gente que dejas atrás, porque te tienes que ir. Ahora que soy joven supongo que se soporta mucho mejor, pero creo que me estoy empezando a dar cuenta de que las personas tienden a estabilizarse y a “poner el huevo” para quedarse ya con lo que tienen, eligen dónde y con quién, y se quedan allí para disfrutarlo… y para huir de las malditas despedidas.

Hace un mes tuve una, después 4 años, de mi vida en Pamplona… de mis amigos de allí, de mis pedazo de compañeros de piso, de mi Aula4, de la promoción de mi Facultad, de mucha, mucha gente; Unos que me ha encantado conocer, y otros que no, pero gracias a los que he aprendido que este mundo no es de piruleta y que no todo el mundo es trigo limpio. Sé de sobra que mucha de aquella gente no la volveré a ver nunca, pero he aprendido muchísimo y he pasado grandes momentos con ellos. Ayer, la despedida con la mayoría de mis amigos de Jaén, faltaban algunos… pero sé que les hubiera encantado estar. Estos son los peor parados, porque sin haberlo merecido, tienen que sufrir despedidas unas cuantas veces al año por mi culpa, pero sin duda, lo sufren con un par porque ellos son los más grandes. Hemos sido amigos desde siempre y somos de los pocos grupos que seguimos siendo amigos, sin que nos falte nadie. Es una suerte que me hayan tocado ellos… y un orgullo.

Me voy a Madrid chavales, donde seguiré conociendo mucha gente y seguramente haga muchos más amigos, donde trabajaré e intentaré pasarlo genial. Empieza la cuenta hacia delante en mi carrera profesional, y la cuenta atrás para otra maldita despedida. Os echaré de menos. Go Madrid, go. 🙂

Pepsi, ¿con conciencia ecológica?
11 enero, 2010


He estado dándome una vuelta por la red, y he leído unas cuantas noticias, el blog de Ezequiel Triviño en  anuncios.com y un poco de marketing news .

El impacto viene de la decisión de Pepsi de no salir en los anuncios de la Superbowl, una tradición para esta marca y un impacto para todos los que seguimos la publi… ¿Ahora qué?

Bueno, pues Pepsi piensa invertir en una campaña online: “Refresh Everything” con el objetivo de que los visitantes aporten ideas para vivir en “un mundo mejor”. Además, promete 20 millones de dólares en subvenciones para las causas ganadoras de cada mes.

Me encantaría pensar que es su objetivo real. Claro que es una marca y necesita beneficios, que sin duda los conseguirá con la publicity gratuita que generará con esta propuesta, pero me gustaría ver si de verdad mejorar el mundo es lo que quieren. Para mí Pepsi es una Lovemark y me identifico con ella, siempre la he defendido sin obviamente llevarme nada a cambio. Ahora se la está jugando con estos temas, es un riesgo porque si sale mal, sale jodidamente mal.

No hay más que recordar a Carrefour. Antes, me parecía una buena marca y tenían mi total confianza…hasta que ejercitaron su conciencia ecológica. Conciencia basada es dejar de hacer bolsas para ahorrar dinero, decir que es por el bien de la naturaleza, y no sólo han dejado de gastar en producirlas… sino que además generaron publicidad gratuita en los medios por ir a la vanguardia en un tema ecológico y, lo mejor, llenar las arcas ganando 0,50€ por cada bolsa que nos estafan venden.

Si de verdad Pepsi está dando la cara por la naturaleza, CHAPEAU, me quito el sombrero y me sentiré orgulloso siempre de haberla defendido.

De un buen padre, a un hijo…
6 abril, 2009


Algún día, cuando tus hijos sean lo suficiente mayores, podrás decirles…:

-Te quise lo suficiente como para preguntarte dónde ibas, con quién y a qué hora volverías a casa. -Te quise lo suficiente como para hacerte ahorrar tu propio dinero para una bicicleta aunque podía permitirme comprarte una.

-Te quise lo suficiente como para callar y dejar que descubrieras por ti mismo que tu nuevo mejor amigo era un falso y un adulador. -Te quise lo suficiente como para hacerte volver al supermercado con la chocolatina abierta y decir al dependiente: ayer robé esto y quiero pagarlo.

-Te quise lo suficiente como para vigilar durante más de dos horas mientras limpiabas tu cuarto, cuando yo lo habría hecho en 15 minutos.

-Te quise lo suficiente como para dejarte ver enfado y lágrimas en mis ojos. Los niños tienen que aprender que sus padres no son perfectos.

-Te quise lo suficiente como para dejarte asumir las consecuencias de tus actos, incluso cuando eran tan duras que casi rompían mi corazón.

-Pero, sobre todo, te quise lo suficiente como para decirte ‘no’ sabiendo que me odiarías por ello. Ésas fueron las batallas más difíciles y estoy orgulloso de haberlas ganado porque, con ellas, también ganaste tú”.

Entrenador Meyer ( tuvo un accidente que le casuó graves lesiones en la pierna, el bazo y el intestino, y además, los médicos descubrieron un cáncer. Decidieron esperar a que estuviera algo recuperado para comunicarle la enfermedad, aunque cuando le explicaron las lesiones de la pierna, había reaccionado muy bien: “Doctor, simplemente corte”, dijo entonces. Estuvo dos meses en el hospital, se sometió a ocho operaciones y a una dura rehabilitación. Delante de su cama puso una pizarra en la que escribió las mismas frases que había enseñado a los alumnos: hay que continuar, hay que estar por delante del dolor…)

un ejemplo para todos nosotros.

Gracias…
2 noviembre, 2008


Madre del Amor Hermoso, ayúdanos a ver siempre, hasta en el clima, la mano del Padre dirigiéndonos. Gracias a que estaba lloviendo no hubo ningún estudiante muerto por caminar casualmente cerca del lugar del atentado. Todos estaban resguardándose de la lluvia.

Madre del Amor Hermoso, ayúdanos a ver con ojos de eternidad, a aceptar todos los pequeños retrasos, contratiempos; en fin, todo lo que no “está en nuestro plan”. Gracias a que el aparcamiento estaba lleno no hubo ningún conductor que estacionando en el momento de la explosión ni nadie en los coches aledaños.

Madre del Amor Hermoso, haz nuestra fe tan fuerte como el edificio Central que, construido de piedra maciza, toleró la explosión y el incendio sin ceder un ápice. Al igual que la fortaleza del edificio Central salvó las vidas de quienes trabajaban en Oficinas Generales, que nuestra fortaleza salve almas.

Madre del Amor Hermoso, que aprendamos a asumir cada crisis siempre con la serenidad de ser hijos de Dios, al igual que los empleados del edificio Central exhortaban a la calma en el momento de desalojar las oficinas administrativas y a los estudiantes que estaban en el momento de la explosión asistiendo a clase en el edificio Central.

Madre del Amor Hermoso, gracias por guardar la vida de todos cuando pudo haber muerto tanta gente. Asimismo, guarda nuestras almas, nuestras ilusiones y nuestros estudios para que podamos ser mejores ciudadanos. Así, el día de mañana podremos con nuestro ejemplo y con nuestra profesión sembrar más luz en un mundo donde cada vez más personas se pierden por caminos errados al no haber tenido una mano amiga que les guiara en momentos de oscuridad y haber decidido seguir un ideal de un modo equivocado.

Madre del Amor Hermoso, tal vez muchos de nosotros nos hemos planteado hoy acercarnos más a Ti viendo lo efímero que puede ser el mundo, que nuestra vida puede acabar con un “¡Bum!”, que lo importante es encontrarnos contigo después. Así como hemos decidido convertirnos hoy un poco más, así como esta circunstancia nos ha acercado un poco más a nuestro Padre, así como nos acercamos a tu ermita para agradecer que nos cubras con tu mando, acerca también a las almas que fueron capaces de atentar contra vidas inocentes. Que puedan palpar el inmenso Amor de Padre que les tiene Dios a cada uno. Conviérteles, Madre. Que nuestro sincero perdón hacia estas personas, ¡almas!, sea una plegaria incesante al Cielo por su conversión, porque encuentren una auténtica felicidad.

Madre del Amor Hermoso, Madre de todos nosotros, gracias por tu amparo y protección.

Con cariño, tus hijos,
Los estudiantes de la Universidad de Navarra