Autoescuelas “Autoestafa”, ¡Ven y te robaremos el dinero!


– ¡Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii…!
– Por favor, haga una parada aquí mismo.

¿Mi delito? Un semáforo en ámbar. ¿Mi verdugo? El profesor “piesrápidos” ¿Mi pena? Suspenso.

Vaya cabreo tengo encima. Recuerdo que anoche un buen amigo me dijo que cree que las autoescuelas se alían con los examinadores, para que cuando te suspendan, sigas dando clases prácticas y sigas dando billetes. Bah, “Ni de coña” pensaba… hasta hoy. Ahora no tengo la certeza de que eso no pase, tengo mis dudas. Claro, no te pueden suspender si lo haces perfecto, brillante…, pero cualquier excusa les puede valer, al fin y al cabo es una calificación subjetiva y como tal, puede hacer lo que le brote del bigote. Esta historia me viene a la cabeza y visto lo visto, puede ser totalmente creíble…

dinerit0

“¡¡Piiiiiiiiii…!”
– Pero por qué has frenado??
– Joder, has invadido 3,5 cm el arcén de coches que vienen en dirección contraria…
– ¿Cómo!? Pero si el camión que venía estaba por lo menos a 500 metros!
– Ya, pero ese camión seguramente fuera de la NASA y vendría más o menos a 15 billones de km/h y había riesgo de colisión.

Tócate los pies. Si ellos quieren, caerás como fruta madura. Concretamente en mi caso, según el puñetero e inútil libro de Circulación Vial, se puede “no frenar en un semáforo en ámbar si el frenazo puede ser más peligroso que continuar la marcha”. Los cojones mariloles. Me han demostrado que la teoría sólo vale para memorizar 300 test, aprobar el teórico, y olvidarlo.

Lo seguiré intentando. Quizá no en la misma autoescuela, no sé… problema no voy a encontrar en estos tiempos para dar clases en cualquier otra autoescuela. Lo mismo que un compañero con el que daba clase, el chico estaba dando las clases prácticas sin tener el teórico aprobado… no sé, yo uso un poco el sentido común y lo veo mal, un poquitín mal.

“¡¡Ploooooooooofff…!!”
– Ui! ¿¿Esa señal que era??
– Era un STOP.
– y eso es…¿?
– que te tenías que haber parado…
– Ahmm…! oye y ¿qué es eso que llevamos enganchado en el capó?
– Una oveja… que, como tú, tampoco sabe lo que es un ceda el paso.

La vida misma. “El dinero corrompe a los hombres”, y yo añado, …y a algunas autoescuelas”. Dinerito, dinerito, dónde vas tú tan bonito.

La siguiente vez será, espero.

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: