D.E.P Nagore


Después de tanto tiempo no sé cómo empezar. Tengo tantas cosas que contar, tantas emociones que explicar, que podría rellenar en este blog todo lo que no he publicado en estos meses, sin embargo intentaré no extenderme y explicar las ideas más básicas que mi limitado cerebro ha llegado a comprender.

 

Lo que limita la expresión de estas ideas es el nudo que tengo en la garganta por el tema tabú que preocupa y ocupa mi mente. Esa palabra que la gente evita, ese término desagradable que hay que intentar no nombrar y que si nombras te miran pensando “espero que tengas una buena razón para hablar de ese temita”, esa realidad que pone nerviosos a unos e irrita a otros, esa experiencia que todos conocemos pero que nadie ha contado nunca desde dentro: la muerte.

 

La gente siempre piensa que las cosas de la televisión…en la televisión se quedan. Y si no se quedan en el aparato pues al menos en un lugar que no está cerca de aquí. Yo compartía esta forma de pensar. Por ejemplo, los accidentes de tráfico siempre le pasan a otras personas, la gente muere en otros sitios y las desgracias les pasa a aquellos que nunca en la vida hemos visto y jamás conoceremos y por supuesto en sitio lejano,  muy lejano…claro que sí, engañémonos.

 

Por desgracia, la muerte convive con nosotros y se mete en nuestra vida a base de los demás(es el tema que tratan los medios todos y cada uno de los dias en el televisor) hasta llegar a meter en nuestra cabeza la contradicción de que “la muerte ocupa parte de nuestra vida”. ¿Qué pasa? ¿Qué hacemos? Nada. Deberíamos hacer algo, ¿verdad? Pues como mucho un “pobres, que desgracia les ha caído” sale de nuestras mimadas bocas y de nuestros cuerpos inexpertos ante el efecto que esa realidad extraña causa en las personas que la han experimentado en seres queridos. Al acabar las noticias nos levantamos del sofá como quien se levanta de ver un documental de la 2 con el que todos hemos dormido alguna vez. Pero en vez de haber visto la vida de los Koalas, o la caza del tiburón, o…hemos estado viendo cómo gente fallece, cómo atentados suicidas destruyen vidas llenas de futuro, cómo decenas de familias pierden seres queridos, cómo personas pierden el sentido de su vida,  ¿Dónde quedan los sentimientos que teóricamente tenemos las personas? ¿Y la sensibilidad? Dicen que somos los únicos animales capaces de sentir y capaces de querer… ¿y la sensibilidad? ¿Acaso la cambiamos por el televisor que no nos deja pensar? ¿Y LA SENSIBILIDAD?

 

Sin embargo, no escribo este texto para hablar del poco corazón que podemos llegar a tener, no escribo para que nos demos cuenta de que tenemos menos iniciativa de cambiar el mundo que una mierda…sino porque ahora soy yo una de las decenas de personas que le ha tocado vivir la muerte de cerca.

 

Nagore era una niña que derrochaba alegría allá por donde iba y la sonrisa siempre estaba dibujada en su cara. Tenía un futuro prometedor por delante, era tan vividora que los días se hacían cortos en comparación a la energía con la que los vivía. Sin duda, todo un ejemplo de actitud hacia la vida, un ejemplo que nos vale a todos los que la conocimos.

Tenía la sencillez y el amor que necesita una enfermera perfecta. Hay una frase de un cantante que me vino a la cabeza nada más saber lo sucedido: “Puedes jugar bien… y perder la partida”. Claro que Nagore jugaba bien, -¡Tenías las de ganar con esa sonrisa, que alegrabas la vida de tanta gente con la que te cruzaste!- pero en el fondo creo que no perdió la partida: estoy seguro de que aportó tantas cosas buenas a todos los afortunados que nos cruzamos en su vida que simplemente fue un regalo de Dios para hacernos la vida más fácil, sin embargo todos sabemos que los ángeles tienen que volver a su respectivo cielo. Y ahora de corazón, -Ojalá descanses en paz y encuentres la felicidad absoluta que un desviado mental  de aquí no te dejó conseguir. Gracias por todo y que sepas que no te olvidaremos Nagore-

 

Mucho ánimo para todos sus familiares, allegados y amigos.

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: